Macri y Vidal inauguraron una planta depuradora en Lomas de Zamora

El presidente de la Nación junto a la Gobernadora de la provincia, asistió a la inauguración de una nueva planta depuradora en el partido bonaerense de Lomas de Zamora, que incorporará 350 mil habitantes al sistema cloacal, afirmando que “cada semana hay un proyecto que se termina”.

Participaron del acto además, el titular de AySA, José Luis Inglese y el Secretario General del Sindicato de Trabajadores de Obras Sanitarias, José Lingeri.

“Este es un momento de realización y cambio para siempre” porque “más de 350 mil vecinos van a poder conectarse con cloacas, se van a alejar de los problemas y de las enfermedades que trae no tenerlas”, remarcó el presidente.

Dijo que ese tipo de emprendimientos “también mejora la dignidad de saber que se puede, que uno merece vivir mejor, que trabajando juntos lo podemos lograr, y es verdad de que juntos podemos transformar la realidad”.

Macri subrayó que la planta depuradora “es parte de este plan con el que nos hemos comprometido, que el 75 por ciento tenga acceso a las cloacas y el 100 por ciento al agua potable”. Enfatizó además que las obras cumplidas en tiempo y forma generan “cada vez más entusiasmo y crece ese valor fundamental en una sociedad, que es la confianza en el valor de la palabra”.

A su vez, María Eugenia Vidal expresó que “estas obras que hoy vemos acá pasan en otros lugares de Lomas y en toda la provincia, porque son más de mil que se están haciendo entre el gobierno nacional, provincial y municipal”.

“Para todos los argentinos y todos los bonaerenses que a lo mejor durante un tiempo se preguntaron ‘¿vale la pena esfuerzo que estoy haciendo?’ Bueno, es este el esfuerzo que están haciendo: obras que empiezan y terminan, que cambian la vida de verdad”, puntualizó.
“Muchas gracias por confiar y les pedimos que sigan confiando en este equipo que no va a tener otra obsesión que seguir haciendo y seguir demostrándoles que vale la pena el esfuerzo”, agregó la Gobernadora.

La Planta Depuradora está ubicada en un espacio contiguo al Riachuelo, en las cercanías del Puente La Noria. Garantizará la cobertura a la totalidad de los vecinos de Fiorito, Villa Centenario, Budge, Villa Lamadrid, Santa Catalina, Villa Albertina, Santa Marta, Parque Barón, Llavallol Norte y Sur, algunas zonas de Banfield Oeste y Lomas Oeste y parte de Turdera.

El costo de 1200 millones de pesos fue afrontado por AySA y la ACUMAR, y trabajaron en la construcción de la planta y de los canales complementarios medio millar de operarios de la UOCRA.

Tiene capacidad para depurar un caudal medio de 0,9 metros cúbicos por segundo, aproximadamente 80 mil metros cúbicos por día.

Los efluentes volcarán a la planta a través de un colector de 1500 milímetros de diámetro que, a su vez, recogerá las aguas servidas de redes secundarias que se instalarán en cada barrio.