Santilli visitó un Centro de Primera Infancia en Chacarita

El vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli, visitó hoy el Centro de Primera Infancia “Ningún Lugar Está Lejos”, que ofrece comida y estimulación a 150 chicos de entre 45 días y 4 años en situación de vulnerabilidad social.

“Siempre decimos que ayudar a los chicos entre 45 y 4 años es lo más importante”, sostuvo Santilli en el centro que se inauguró el año pasado en el barrio de Chacarita, acompañado por la ministra de Desarrollo Humano y Hábitat de la Ciudad, Guadalupe Tagliaferri.

En esa línea, el Vicejefe de Gobierno destacó la importancia de la “estimulación” e “interacción” de los chicos con los docentes.

“Entre 0 y 4 años es el momento clave en la vida de ellos para entrar en esa interacción que les permita tener igualdad de condiciones, y eso es lo que estamos buscando con estos 77 centros de primera infancia”, añadió.

Por su parte, Tagliaferri expresó que “nos pone muy contentos venir a acompañar y ver este proceso, que en definitiva lo que hace es buscar que los chicos de familias en situación de vulnerabilidad social lleguen a la escuela primaria en las mismas condiciones que los chicos que no están en esa situación”.

Los Centros de Primera Infancia (CPI) son establecimientos orientados a promover el desarrollo saludable de niños y niñas. Ayudan a satisfacer las necesidades fisiológicas, afectivas, psicomotrices, de juego, recreación y socialización de los chicos.

A su vez, dan información y contención a las embarazadas en situación de vulnerabilidad social sobre aspectos fundamentales del cuidado del embarazo, el parto y los primeros meses del bebé.

En tanto, para la comunidad traen importantes beneficios. Por un lado, dan atención alimentaria y nutricional con desayuno, almuerzo y merienda, garantizando a los chicos una alimentación saludable.

Además, ofrecen actividades de prevención y promoción de la salud a través de talleres, al tiempo que brindan estimulación temprana y formación a través de juegos, ejercicios físicos para fomentar el desarrollo de las capacidades psicofísicas, cognitivas, comunicativas y sociales de los chicos.

Por otro lado, brindan capacitación a través de talleres participativos para las familias para que puedan encarar mejor la crianza y el desarrollo de sus hijos.