Nuevo reglamento para las fuerzas federales

El Ministerio de Seguridad publicó el lunes un nuevo reglamento para el empleo de armas de fuego por parte de las fuerzas de seguridad federales (Policía Federal Argentina, Gendarmería Nacional Argentina, Prefectura Naval Argentina y Policía de Seguridad Aeroportuaria).

La nueva redacción armoniza los distintos reglamentos anteriores (cada fuerza tenía uno diferente) y está basado en el código de conducta para funcionarios policiales recomendado por Naciones Unidas, vigente en países como Uruguay, Chile y México.

Cómo era. Hasta ahora, los agentes de las fuerzas federales prácticamente no podían utilizar sus armas de fuego para defenderse o defender a los demás. Tampoco para detener a los delincuentes o impedir su fuga, incluso aunque hubieran matado o intentado matar a una persona. Ni siquiera podían usarlas para impedir la comisión de un delito que atentara contra la vida o la integridad física de terceros o de ellos mismos, porque debían esperar a que el agresor disparara y solamente después de eso podían repeler las hostilidades a modo disuasivo.

Por ejemplo, el reglamento anterior de Gendarmería decía que, ante un enfrentamiento directo, los gendarmes debían usar la fuerza física natural, aplicar conocimiento defensivos como el “yudo”, usar proyectiles de goma y sólo como último recurso podían acudir a las armas de fuego, pero no para disparar sino con fines intimidatorios.

Qué cambia. La nueva normativa establece pautas objetivas para actuar frente a un delito en el que exista un peligro inminente contra la vida o integridad física de las personas.

Los integrantes de las fuerzas federales podrán emplear las armas de fuego en casos de defensa propia o de terceros, ante un peligro inminente de muerte o de lesiones graves, cuando se presuma verosímilmente la existencia de armas de fuego o cuando pueda haber agresiones mortales aun sin armas de fuego.

“El nuevo reglamento les da más claridad a los agentes federales sobre en qué situaciones pueden actuar para impedir un delito o proteger sus vidas. Y es parte del proceso del Gobierno de valorizar y respetar a las fuerzas federales, con más capacitación y equipamiento, acompañado también por más exigencia y transparencia. Queremos cuidar a los que nos cuidan, porque es nuestra responsabilidad y porque sintiéndose cuidados van a hacer mejor su trabajo”, aclara el documento de Jefatura de Gabinete .

Fuente: Jefatura de Gabinete de Ministros. Presidencia de la Nacion