Los alimentos fermentados benefician a la salud

¿Sabías que la tradición de consumir alimentos fermentados nació en Asia? El natto (soja fermentada) y el kimchi (col fermentada) son comidas habituales en el este y sudeste asiático; en Asia Central el kéfir; en la India, los encurtidos fermentados y los yogures; en el Pacífico el poi, que es raíz de taro fermentada. Más cerca nuestro, el yogur, el chucrut, la sidra y la cerveza son otros productos que vemos diariamente en nuestra mesa.

A lo largo de los siglos, los pueblos descubrieron que este proceso natural en el que los microorganismos, las bacterias o los hongos utilizan los alimentos como sustrato para el crecimiento podía aplicarse para conservarlos por más tiempo, y para obtener otros sabores y texturas. 

Durante la fermentación, tiene lugar un proceso bioquímico de oxidación, en donde se obtiene energía a partir de azúcares sin oxígeno, o de manera anaeróbica. Su producto final es un compuesto orgánico, y de acuerdo al tipo de producto existen diversos tipos de fermentación. La conversión del mosto en vino, cebada en cerveza y carbohidratos en dióxido de carbono para hacer pan son algunos de los usos más frecuentes.

La fermentación produce microorganismos vivos que son beneficiosos el tracto intestinal y por ende, para la salud. Entre los efectos positivos se encuentran: 
• La facilidad de su digestión (debido a que las bacterias presentes se encargan en parte de llevar a cabo este proceso).
• La formación de los probióticos, organismos que siguen activos al llegar al intestino y que refuerzan el sistema inmune.
• La mejora en la absorción de los nutrientes, vitaminas y minerales que se ingieren.
• Restauran el equilibrio bacteriano en el sistema digestivo y promueven su diversidad. 

Tras muchos debates, distintos organismos dedicados a la salud y a la alimentación admiten los beneficios de los alimentos fermentados, aunque recomiendan no consumirlos en exceso y evitar las contaminaciones cruzadas a la hora de elaborarlos de manera casera.

Fuente: https://lacocinadelaciencia.wordpress.com