Banco Santander lanzará una oferta para comprar la participación de los minoritarios de Santander México con una inversión máxima de 2.560 millones de euros

Ana Botin
  • En su discurso ante la junta general de accionistas, Ana Botín afirmó: “Creemos en México, en
    el potencial de su sector financiero, y de Santander México, que hoy es uno de los bancos
    líderes en el país”.                                                                                                                      
  • Botín habló de los avances conseguidos por el Grupo en los últimos tres años y destacó que el
    banco es ahora más rentable, con un RoTE del 11,7%; más eficiente, con la mejor ratio entre
    los comparables, 47%, y más fuerte, trassuperar su objetivo de capital para 2018, con el 11,30%
    de ratio de capital de máxima calidad frente a 8,27% en 2014.
  • “La diferencia con el segundo mayor de Europa por capitalización bursátil es del 30%, 26 puntos
    porcentuales más que cuando presentamos nuestro plan en septiembre 2015”, señala Botín. La presidenta de Banco Santander pidió a los partidos políticos españoles “huir del
    cortoplacismo e impulsar una agenda reformista con visión de largo plazo que fomente el
    crecimiento inclusivo y la cohesión social”. Añadió que esto “solo es posible si los empresarios
    invierten y crean empleo”.

Banco Santander ha anunciado hoy su intención de comprar hasta el 25% de la filial mexicana que está actualmente en manos de inversores minoritarios mediante un canje de acciones por un importe total de 2.560 millones de euros.

En su alocución ante la junta general de accionistas del banco, la presidenta de Santander, Ana Botín, afirmó: “Creemos en México, en el potencial de su sector financiero, y de Santander México, que es uno de los bancos líderes en el país”.

Según los términos de la operación, los accionistas de la filial mexicana recibirán 0,337 acciones nuevas de Banco Santander por cada acción de Santander México, o 1,685 nuevos ADSs de Banco Santander por cada ADS de Santander México, lo que supone una prima del 14% respecto al precio de cierre dea yer. De este modo, la inversión máxima que efectuaría Banco Santander para ejecutar la operación, que tendrá impacto neutro en el beneficio por acción y ligeramente positivo en términos de capital, ascendería a 2.560 millones de euros, a pagar con acciones nuevas.